• Inicio
  • Noticias
  •  “Final de Vida y Soledad” continúa su acompañamiento de forma virtual en la residencia del “Pozo Santo” en Sevilla.

 “Final de Vida y Soledad” continúa su acompañamiento de forma virtual en la residencia del “Pozo Santo” en Sevilla.

Las actividades de voluntariado que llevan a cabo un grupo de voluntarias de la Fundación Cajasol en la residencia del Pozo Santo de Sevilla siguen sin poder hacerse de forma presencial porque, aunque las residentes están vacunadas contra la Covid-19, las voluntarias aún no. Su labor fundamentalmente es el acompañamiento a estas mujeres y aliviar la soledad de algunas de ellas.

El 4 de noviembre del año pasado se retomó el contacto con ellas; pero de forma telemática. Las nuevas tecnologías dieron soporte a que estas reuniones tuvieran lugar. Con portátiles y la plataforma Zoom se pudieron llevar a cabo estas reuniones que estuvieron cargadas de una gran emotividad, tanto para los usuarios de la residencia que han participado en él, como para la voluntaria, Carmen Galván, que se ofreció a participar en esta experiencia piloto.

Después de un paréntesis de unos meses, el pasado 20 de abril, otras dos voluntarias de este proyecto de acompañamiento a mayores, Teresa Navarro y Pilar Díaz, tomaron el testigo y realizaron la reunión telemática con ánimos de continuarla en las próximas semanas.

Nos cuentan Teresa y Pilar que :

la experiencia ha resultado muy positiva, las mujeres se alegraron mucho de vernos. No nos veíamos desde hacía más de un año, desde el inicio de la Pandemia.

Han participado 8 mayores que se han manejado muy bien con este medio de comunicación, tenían más experiencia que nosotras. Están algo mejor de ánimos, pues ya han sido vacunadas todas con las dos dosis y, las que pueden, tienen contacto con el exterior, pues las sacan de paseo sus familiares. La residencia de momento sigue libre del virus.

Nos hemos puesto al día y, aprovechando que era la semana de feria (No Feria en este caso) se animaron a cantar sevillanas y tocar las palmas. También aprovechamos para hacer con ellas algunas actividades para ejercitar su memoria y la comunicación, con adivinanzas y completar refranes pidiéndoles que explicaran sus significados.

Ya están deseando que llegue el próximo martes”

Las dificultades que presenta la actividad voluntaria para atender al colectivo de personas mayores a partir de la aparición de la pandemia, hacen que se incrementen estas nuevas formas de hacerse presente, de escuchar y acompañar a todos aquellos que tienen la necesidad de sentir un vínculo cercano en una etapa crucial de sus vidas. La irrupción de los medios telemáticos en la actual situación, ha significado para muchos una alternativa a la presencia real. Es evidente que no lo suple completamente, pero qué duda cabe que puede una alternativa válida para aliviar el sufrimiento de algunas personas.

El programa Final de Vida y Soledad, financiado por la Fundación La Caixa y que en Sevilla se desarrolla a través del Centro de Humanización de la Salud de los Religiosos Camilos, ha retomado por fin su actividad de acompañamiento en la Residencia del Santísimo Cristo de los Dolores, vulgo “Pozo Santo”. Este programa, que tiene como objetivo paliar el sufrimiento de las personas que viven el final de sus vidas en soledad no deseada, viene desarrollando su actividad en la citada residencia, a través de un grupo de voluntarias pertenecientes a la Fundación Cajasol.

 

Contacto

Agenda