VOLVER AL VOLUNTARIADO ANTE LAS NECESIDADES, EL ECONOMATO DE TRIANA

Escrito en .

Nos escriben nuestros compañeros del Economato social de Triana de las Hijas de la Caridad, Ana Marqués y su marido Francisco Ramírez-Cruzado, para informarnos de la incorporación a sus tareas voluntarias para atender las demandas de productos básicos de familias necesitadas. No podían esperar al levantamiento del Estado de Alarma.

Nos cuentan:

“Hemos empezado de nuevo el Economato. Después del obligado cierre en marzo, nos decidimos por la reapertura cuando, teóricamente, se iba a terminar el Estado de Alarma el día 10 de mayo. Planeamos entonces abrir el siguiente miércoles, el día 13; aunque al final se prorrogó el Estado de Alarma, ya habíamos decidido abrir.

Desde casa fuimos buscando los materiales necesarios para garantizar la salud tanto de las familias como de los voluntarios. A través de una petición mía en Facebook nos llegaron, el mismo día de su publicación, 1.500 guantes y material desinfectante cedidos por la empresa Acciona Mobility. También nos enviaron mascarillas fabricadas por un voluntario de una Hermandad de Escacena y de su madre. Adquirimos 40 pantallas a través de la empresa Rotulmania que nos la enviaban a cambio de una pequeña donación que iba destinada a seguir fabricando pantallas para los hospitales. También conseguimos pantallas y salva orejas cedidas por la Plataforma 3D Makers Aljarafe con la inestimable ayuda de nuestro compañero Domingo Fernández. También se encargaron 2 mamparas para las cajas. Una voluntaria de una Hermandad nos consiguió 8.000 guantes. Nos han donado más mascarillas y algunas las hemos comprado.

Y, por supuesto, mucho trabajo de organización de Ana y mío. Se confeccionaron algunas normas para las familias, que se enviaron a las Entidades para su traslado a las mismas. Normas relativas a la distancia entre ellos, una sola persona por carnet, rapidez en las compras, uso obligatorio de mascarillas, entrega de guantes, etc. Hicimos la distribución de las familias señalando un día concreto para cada Entidad (o para varias Entidades).

Hemos ampliado las horas de venta al incorporar los jueves por las mañanas. Preguntamos a todos los voluntarios sobre su disponibilidad y se organizaron los turnos para cada día. Hemos reducido la entrada de las familias de modo que solo permanezcan 8 personas en el Economato. Ello nos lleva a ir más lento de lo normal, aparte de que solo abrimos 2 de las 3 cajas (por la proximidad entre dos de ellas). Hemos reducido el número de voluntarios en cada turno pasando de 22 a solo 14, y de ellos 3 están fuera del Economato organizando las colas, entregando los guantes y recogiendo los carnets de las compras. Todos llevamos mascarillas, guantes y, algunos, pantallas.

Nos faltan batas pero las hacemos con bolsas de basura grandes. Para la distribución de las familias cada día tuvimos en cuenta las familias que habían mandado las Entidades en febrero. A partir de ahí y viendo los días de apertura nos sale a una media de entre 50 y 60 familias por turno. De esta forma garantizamos la atención a todos sin que haya excesivas colas ni largos tiempos de espera. Hemos llevado a cabo la programación para los meses de mayo, junio y julio.

Muchas horas de dedicación pero contentos con el resultado. Y hemos pedido a las Entidades que colaboren al máximo indicando a las familias el día exacto que pueden comprar en los tres meses y transmitiéndoles las normas establecidas. Todo ello tendente a evitar la propagación del virus y seguir atendiendo a las 510 familias. Tanto las Entidades como las familias están colaborando, junto con los voluntarios, para que todo salga lo mejor posible.   

Todos los voluntarios hemos empezado con muchas ganas y seguiremos con estas pautas hasta finales de julio. Esperemos que en el mes de septiembre podamos volver a la normalidad, con todos los voluntarios, y en los días y horas tradicionales.

Lo más importante para nosotros son las familias, a partir de ahí lo que haga falta.

Un saludo.”


 

Imprimir