NO CERRAMOS POR NOCHE BUENA

Nos escribe nuestro compañero voluntario Enrique Mateos, voluntario en el Economato de Triana de las Hijas de la Caridad, quien con su mujer Manoli Morillo, Francisco Ramírez-Cruzado y Ana Marqués, también voluntarios del Economato, y otras personas voluntarias más pasaron otra Nochebuena de forma distinta, porque ya son varios años.

“Otra Nochebuena que hemos compartido voluntarios y hermanas de la Caridad en el comedor de las Hijas de la Caridad, en el barrio de Triana, sirviendo la cena especial de Nochebuena. Es el único día al año que hay cena en este comedor.

Fueron más de 200 personas las que disfrutaron de la misma. La velada fue muy animada y un buen número de voluntarios hicieron pasar un buen rato en esta fecha tan señalada, aparte de una buena comida”.

Estos comedores ofrecen almuerzos durante todos los días del año, pero la noche del 24 de diciembre preparan además una cena especial para las personas sin hogar y aquellas personas que no tienen recursos suficientes para adquirir alimentos. Aquí se juntan migrantes con nacionales y personas mayores con no tan mayores.

El menú constaba de varios aperitivos, lasaña, pollo con guarnición de verduras, frutas y turrón y polvorones.

UN TRABAJO ENCOMIABLE


Contacto

Agenda