XII Encuentro del Voluntariado de la Fundación Cajasol

El tradicional Encuentro del Voluntariado de la Fundación Cajasol se trasladó de enero a marzo. Así el pasado sábado, día 9, tuvo lugar en la sede de la Fundación Cajasol de Plaza de San Francisco de Sevilla, un nuevo encuentro del Voluntariado. En esta ocasión el número 12, otra cifra también de celebración.

Contó con la asistencia de un centenar de voluntarios, de los más de 500 que forman este gran grupo. El lema elegido para este año: “Aquí pintamos todos”. Se ha querido, así, poner de manifiesto que los voluntarios y voluntarias aportan en la medida de sus posibilidades a este mundo del Voluntariado: capacidades, tiempos, energías… y todos son necesarios por poco que parezca que se hace. Todo suma.

El acto estuvo dirigido, un año más, por María Gómez Galván, también voluntaria, demostrando su desenvoltura en estas lides, pues dedicó muchos años en la Caja de Ahorro Cajasol a dirigir actos como éste. Y el resultado sigue siendo de matrícula de honor.

Después de dar la bienvenida, lo primero que María tuvo que explicar a los asistentes fue la presencia de Luis Rizo, maestro pintor y compañero de la Caja de Ahorros, quien desde en un rincón preparado del escenario pintó un cuadro alegórico del Voluntariado. Una acción encaminada a reforzar el lema de este Encuentro: “Aquí pintamos todos”. Además, en los momentos de pausa del Encuentro, Luis invitó a los asistentes que diesen pinceladas en el cuadro.

La bienvenida institucional contó con la intervención del representante de la Fundación Cajasol, Luis Miguel Pons Moriche, subdirector de Acción Social de esta fundación, cuya intervención giró en torno a los esfuerzos que esta entidad hace por las personas, familias y colectivos con necesidades y el apoyo al Programa de Voluntariado, pues menos mal que existen los voluntarios para atenderlos y poner la cara humana de la Fundación Cajasol. También dirigió unas palabras a los asistentes la presidenta de la Plataforma del Voluntariado Social de Sevilla, Aurora Gómez, quien destacó la extraordinaria relación entre la Plataforma y la Fundación Cajasol en materia de Voluntariado y añadió: “Este lema está grabado a fuego en el voluntariado, porque la actividad voluntaria si de algo presume es de ofrecer a cada uno de nosotros la oportunidad de pintar algo en los espacios de la necesidad en los que nos desenvolvemos todas las semanas”.

Después de un video de animación titulado “Give in to giving” (Rendirse a dar), intervino el Presidente de la Plataforma Andaluza del Voluntariado, Armando Rotea, desarrollando este tema y cómo una pequeña experiencia del protagonista lo hizo salir de su comodidad y descubrir a los “otros” que le rodean.

Tras el descanso llegó el turno de los técnicos de la Plataforma del Voluntariado de Sevilla, dirigidos por Manuel García Carretero, con un taller práctico para grupos titulado “¿Qué pinto yo aquí?”, en él se pusieron de manifiesto qué colores eran con los que identificaban su aportación aa sus tareas de voluntariado y qué color era de aquello que veía que le faltaba por aportar a estas tareas. Finalmente, en las conclusiones se vio que el color predominante en el Voluntariado de la Fundación Cajasol era el verde, seguido por el azul y después el rojo.

La exposición del Coordinador, Francisco Galván, comenzó por el lema y justificó porque no se hace un reconocimiento al Voluntario o la Voluntaria del año, pues Aquí pintamos todos, todos son necesarios y todos aportan. posteriormente hizo un resumen en cifras del Voluntariado de la Fundación Cajasol durante el año 2018. A destacar las más de 60.000 horas de trabajo voluntario en las más de 100 entidades sociales en las que se encuentran los voluntarios y voluntarias.

A continuación, Armando Rotea dirigió una entrevista en el escenario del teatro a cuatro voluntarios dedicados a dar formación de Educación Financiera, pues en 2018, la revista Actualidad Económica ha reconocido a la Fundación Cajasol con el Premio Especial del Jurado en esta materia, por la trayectoria de los últimos años y la cantidad de proyectos desarrollados. Los voluntarios Manuel Gómez, Eduardo Guirado, Alberto Amador y Juan Martín, todos ellos tienen en común sus trabajos como directores de oficina o relacionados con la parte Comercial de la Caja de Ahorros, hablaron de sus motivaciones para explicar con claridad las finanzas a los clientes y público en general.

Antes del final del Encuentro se dio la palabra a Luis Rizo, el autor del cuadro para que explicara el mismo. Representaba las palmeras que hay al lado de la sede sevillana de la Fundación Cajasol, en el monumento a Cervantes. Explicó que la palmera es el árbol que aporta más al ser humano: además de su fruto, los dátiles, que son alimentos, aporta madera para construir y calentarse, preserva la humedad e indica en el desierto que hay un oasis, un lugar con agua y sombra. Y todo esto es lo que hace el voluntariado: acoge, acompaña, ayuda, aporta… Una buena alegoría.

Y para finalizar un audiovisual con fotografías de las actividades llevadas a cabo por voluntarios y voluntarias de este Programa a lo largo de 2018, titulado “Lo que de verdad importa”.

Otro Encuentro más y van doce.

Ahora no se puede parar este movimiento de Solidaridad.

 


Contacto

Agenda