DÍA DEL VOLUNTARIADO, 5 DE DICIEMBRE 2018

Para el Programa de Voluntariado de la Fundación Cajasol el voluntariado no es un tema nuevo ya que desde hace once años nos sentimos vinculados y comprometidos con el fomento de la actividad voluntaria en nuestra sociedad como herramienta potente de acción social, de ayuda y solidaridad; pero también como mecanismo de participación y, por tanto, de enriquecimiento del tejido social, que hace a cualquier sociedad más madura y sana, más humanizada. Buena prueba de ello somos los más de 500 voluntarios y voluntarias que realizamos tareas de voluntariado en distintas entidades sociales andaluzas.

El voluntariado es una actitud noble y desinteresada que jamás debe ser politizada, explotada o manipulada, pues al hacerlo estaríamos corrompiendo una de las más bellas conductas del hombre. Sanos valores que a nivel humano constituyen una verdadera inversión de futuro.

El voluntariado, nace pues como expresión de un sentimiento de solidaridad y apoyo hacia los sectores menos favorecidos de nuestra sociedad y su ámbito de acción es tan amplio como los problemas actuales: desde el hambre, la pobreza, el analfabetismo, la escasez de recursos naturales o la falta de asistencia sanitaria de los países menos desarrollados, hasta las catástrofes ecológicas que amenazan con destruir nuestro planeta. Desde la asistencia a la tercera edad o a los niños discapacitados, hasta la lucha contra las grandes enfermedades de nuestro tiempo, tanto las físicas como el cáncer, la lepra y el SIDA; o las psicológicas, como la drogadicción, el alcoholismo y la ludopatía, sin olvidarnos del voluntariado cultural, que a través de la educación, la enseñanza y las campañas de concienciación social, está tomando cada vez un mayor protagonismo en el ámbito de acción del voluntariado.

No pensemos que con estas buenas obras no cambiaremos el mundo, claro que sí. Nos cambia a nosotros: nos hace ser mejores personas y cambia lo que nos rodea: que haya menos desigualdad, menos dolor y, en definitiva, conseguimos un mundo más justo.

Especialmente en tiempos complicados como los que vivimos, nuestra acción solidaria previene de la exclusión social a un gran número de personas. Estamos convencido de que nuestra actividad es, por todo ello, cada vez más esencial para la sociedad, para su cohesión y bienestar, así como para contribuir a la constante superación de retos y dificultades.

CONTAGIA VOLUNTARIADO

FELICIDADES VOLUNTARIOS Y VOLUNTARIAS

Contacto

Agenda