NO SOLO DE PAN VIVE EL HOMBRE, NI LA MUJER

Nos escribe nuestro compañero voluntario Fernando García, que presta sus servicios de voluntariado en Cáritas Diocesana de Sevilla, en la Oficina de Asesoramiento Jurídico y Burocrático. Un área que él mismo nos comenta que es poco conocida entre las actividades que lleva esta organización, pues muchas personas relacionan a Cáritas con comida, ropa y el pago de servicios básicos a los más desfavorecidos como es la electricidad o el alquiler.

En esta Oficina, Fernando y otros compañeros, atienden a personas que tienen problemas con organismos públicos. Como son tantos estos organismos la casuística de los asuntos atendidos son muy variados, desde superar obstáculos para conseguir una prestación a tratar deudas con Hacienda, desde incidencias con temas de herencias hasta reclamaciones de compañías de seguros, desde permisos de residencia a ayudas de dependencia, etc. Temas de lo más variado y todo relacionado con “papeleo” burocrático.

Los usuarios de esta Oficina tienen como característica común la escasa formación que les impide entender las indicaciones de los organismos, por simples que parezcan. Por desconocimiento de este servicio o por reparos en acudir a Cáritas, los casos cuando les llegan se han convertido en problemas de difícil solución.

Fernando lleva en estas tareas seis años. Se decidió a colaborar en ella porque quería devolver a la sociedad parte de lo que había recibido en su vida activa y qué mejor forma de hacerlo que aportando su experiencia en el área de Recursos Humanos de la Caja. Confiesa que se siente orgulloso de lo que hace junto con sus compañeros y a las personas que atiende les agradece la confianza que le muestran y la amistad que le dispensan.

Y finaliza diciendo que NO SOLO DE PAN VIVE EL HOMBRE, Ni LA MUJER, en la vida hay otras necesidades que deben ser atendidas, sobre todo a los que tienen menos medios.

Contacto

Agenda