Gracias querido Diego Naranjo.

Siempre que hablo de los orígenes y de cómo surgió el Voluntariado de Cajasol, comento la cantidad de artículos, de noticias, de libros… de las horas que me pasé consultando internet, y la cantidad de sitios que visité.

Y siempre he hecho referencia y seguiré haciendo referencia al comentario que me hizo mi compañero y amigo Diego Naranjo: “¿Por qué no consultas a los que más saben en voluntariado? La Plataforma del Voluntariado de Sevilla.” Para que os imaginéis lo que yo sabía en aquella época (enero de 2007) sobre voluntariado, le dije: “Ah! ¿Pero existe una plataforma?”.

 Gracias a ese comentario y a la posterior reunión que Diego me concertó con Manuel García Carretero y Armando Rotea (Presidente y Vicepresidente de la Plataforma entonces), fue como conseguí aterrizar el proyecto de voluntariado, que hoy por hoy es una referencia en el voluntariado corporativo de España. No sólo me ayudó en este proyecto, sino en muchos más con sus consejos, ideas y comentarios. Tengo que agradecerle que el tiempo que trabajamos juntos, hasta que se prejubiló, hice uso de uno de sus mayores tesoros: se experiencia.

Diego Naranjo falleció ayer tarde y no quería dejar de expresar públicamente todo lo que le debe el Programa de Voluntariado de Cajasol y el coordinador de este voluntariado, un servidor.

GRACIAS DIEGO.

Contacto

Agenda