¿Sabes qué me gustaría?

Escrito en .

La anécdota que más me ha marcado en mi periplo como voluntario en la Fundación Cajasol tuvo lugar hace unos años cuando colaboraba como profesor de apoyo a chavales con algún problema social del Colegio de La Milagrosa. Uno de ellos tras ver los mejores resultados que estaba consiguiendo en su curso y recordando las palizas que recibía de su padre me dijo: “Pablo, ¿sabes qué me gustaría? ¡QUE FUERAS MI PADRE!

Imprimir