10 años pasan pronto

En el mes de marzo de 2007 empezaron a trabajar los primeros voluntarios y voluntarias al Programa de Voluntariado de la Fundación Cajasol.

Han pasado rápidos estos 10 años; pero también es cierto que no han pasado desapercibidos. Y es así porque los hemos llenado de contenido y de acontecimientos que se han encadenado para estar hoy dónde estamos.

Se podría hacer un repaso estructurado de este tiempo, pudiéndolo dividir en tres etapas:

PRIMERA ETAPA

Comienza la aventura el 19 de febrero de 2007, con la presentación del Programa en Sevilla, rodeado de directivos de la Caja y con una veintena de compañeros y compañeras que se interesaron por el proyecto. Justo la semana siguiente se presentó en Huelva.

Pero este proyecto lo habíamos empezado antes, dos meses antes. Preparándolo y dándole forma nos cruzamos en el camino con los amigos de la Plataforma del Voluntariado Social de Sevilla, que como siempre digo nos “aterrizaron” el proyecto. Hemos contado con su apoyo en todo momento. Durante estos 10 años se ha encargado de llevar a cabo la formación y el asesoramiento de nuestro Programa. Son nuestros compañeros de viaje.

A las pocas semanas comenzamos los primeros cursos de formación de voluntariado. Uno en Sevilla, otro en Huelva e hicimos uno un sábado, un curso intensivo para compañeros y compañeras de otras provincias que se habían interesado: Badajoz, Córdoba, Granada y algunos repescados de Huelva y Sevilla.

Pero costaba trabajo que entráramos en las entidades sociales. Así que se nos ocurrió que los voluntarios y voluntarias visitaran los proyectos que éstas estaban llevando a cabo con la colaboración de la Fundación Cajasol. Lejos de verlos como una auditoria, fue muy agradecida porque les permitía contar de primera mano lo que estaban realizando.

Al Programa de Voluntariado le permitió que los voluntarios y voluntarias entraran en contacto con el mundo asociativo y se contagiaran de su labor.

Este contacto tuvo varias consecuencias:

  • Que algunos voluntarios y voluntarias se quedaran en entidades que visitaban y 
  • Que se pusieron de manifiestos algunas carencias organizativas de las entidades que al ser comunicadas se tradujeron en proyectos propios con el tiempo:
    • PC para TO2
    • Salta a la Red

42 voluntarios y voluntarias

En el siguiente año, 2008, presentamos el Programa en Córdoba (marzo) y en Jerez (octubre). Además de volver a convocar a la plantilla de Sevilla y Huelva para captar a nuevos aspirantes.

La mayoría de nuestros voluntarios seguían entrando en contacto con las entidades sociales a través de las visitas a proyectos de colaboración.

Estas visitas se convirtieron en un mecanismo permanente de información que permitía a la Fundación Cajasol conocer mejor las demandas sociales y a los agentes que actúan en este campo y era, también, una forma de “vender” la marca Cajasol entre entidades sociales.

Pusimos en marcha los primeros Proyecto Propios:

  • Entregamos los primeros ordenadores
  • Se formó un grupo de voluntarios para preparar páginas web.

Tuvimos la satisfacción de recibir, en diciembre, el Premio Andaluz al Voluntariado en el apartado de “Proyecto Empresarial”, fuimos presentados a través de la Plataforma del Voluntariado de Sevilla.

Nuevos voluntarios y voluntarias 49. Ya éramos 91 

En el año 2009 pusimos en marcha un nuevo proyecto que duró dos años: “¿DÓNDE VAMOS CON 2 EUROS?”. Proponíamos a la plantilla dar 2 € de su nómina para donarlos a los Bancos de Alimentos de las provincias dónde Cajasol tenía actividad. Cada mes se donó más de 5.000 €. Contamos con el total apoyo de Recursos Humanos de Cajasol y con el Departamento de Comunicación. Conseguimos, además, que el Programa de Voluntariado llegara a toda la plantilla.

PASTORES DE ÁRBOLES, Voluntariado medioambiental dedicado a plantar y cuidar árboles para la lucha contra la deforestación y el cambio climático. También un espacio para el encuentro de voluntarios.

Pero lo que el Programa se propuso originalmente se ha visto superado con creces:

  • Incluimos en nuestro programa a los cónyuges e hijos de los voluntarios y voluntarias, porque también ellos hacen Cajasol.
  • Hemos atraído al mundo del Voluntariado a otras personas de nuestro entorno más cercano que nos acompañan en nuestras tareas.
  • Desde que se puso en marcha se ha encontrado nuevas tareas que realizar. Son nuestros propios proyectos:
    • ¿DÓNDE VAMOS CON 2 EUROS?
    • SALTA A LA RED
    • PC para TO2
    • PASTORES DE ÁRBOLES

También conseguimos que nuestros compañeros jubilados parciales que tienen que realizar unos días de trabajo en Cajasol, nuestra Entidad ceda ese tiempo al servicio de ONG, en concreto Madre Coraje de Sevilla y Jerez.

Hubo empresas que contactaron con nuestro Programa, interesándose por nuestra experiencia. Estamos orgullosos de poder colaborar en la difusión del voluntariado a todos los niveles.

 El reconocimiento y agradecimiento de las asociaciones y ONG con las que colaboramos se muestran en forma de comunicaciones tanto dirigidas a la O.S. Cajasol como a los medios de comunicación.

Nuevos voluntarios y voluntarias 37. Ya éramos 128

En 2010, seguíamos haciendo presentaciones en distintas provincias para sumar nuevos voluntarios. También se hizo la presentación en Guadalajara. La Caja de Guadalajara se acababa de fusionar con Cajasol.

El colectivo de voluntarios fue también motor de este nuevo llamamiento ya que más que las convocatorias enviadas lo que funcionó fue el “boca oído”. Fueron nuestros voluntarios y voluntarias los que hablando del Programa atrajeron a otros compañeros y compañeras.

Se empezó a cambiar el peso de las actividades. Comenzó a haber más voluntarios y voluntarias trabajando en entidades sociales que en las visitas a los proyectos de colaboración de la Fundación Cajasol.

Se abrió una nueva línea de colaboración: Voluntarios colaboraron en el Programa de Microcréditos de la Fundación Cajasol. Estaban presentes en reuniones con microcredistas, asistían a visitas y hacían seguimientos de sus actividades, convirtiéndose en sus gestores personales en la oficina en la que trabajaban.

Se continuó con el proyecto “¿Dónde vamos con 2 €?” en el año se entregaron más de 60.000 € que tuvo una traducción en más de 75.000 Kg de alimentos.

Conseguimos los PC obsoletos que Cajasol estaba retirando de las oficinas y, después de limpiarlos de información, los donábamos de forma planificada a entidades sociales y colegios que los solicitaban. PC para TO2 iba afianzándose.

Los Boletines, con carácter trimestral, fue nuestra primera forma de comunicarnos entre los voluntarios y voluntarias. En los que todos teníamos cabida y todos estábamos llamados a participar con nuestras experiencias.

Y por fin en este año tuvimos una página web. Que estaba dirigida hacia la plantilla, no abierta al público en general, pues estaba alojada en la intranet de la Caja y solo se podía acceder a ella si eras empleado.

 Nuevos voluntarios y voluntarias 39. Ya éramos 167

SEGUNDA ETAPA

El año 2011, fue un año en que empezaron a notarse los cambios. Cajasol se integró en Banca Cívica y si bien queríamos contagiar el Programa de Voluntariado de Cajasol a todo el Banco, no era el único programa, otras cajas de Banca Cívica tenían otros modelos y todo se ralentizó; pero no así la actividad de los voluntarios y voluntarias que no paraba.

En junio de 2011 finalizó el proyecto “¿Dónde vamos con 2 €?” y sin posibilidades de continuarlo. El Departamento de Recursos Humanos de Banca Cívica no estaba en la misma sintonía que el fuera de Cajasol. Pero estábamos muy orgullosos de lo conseguido: entregamos más de 120.000 € a 15 Bancos de Alimentos.

El Programa de Voluntariado se hizo cargo de otro Proyecto de la Fundación: la Educación Financiera. Voluntarios y voluntarias jubilados o prejubilados que habían sido directores y directoras de oficinas daban formación a distintos colectivos en esta materia.

Y también iniciamos un nuevo proyecto: “Cocinando tu Futuro” que ha tenido mucho éxito desde entonces. Jóvenes emigrantes que buscan trabajo en el servicio doméstico necesitaban formarse en comida española. Un grupo de nuestras voluntarias comenzó con la tarea de instruirlas.

Nuevos voluntarios y voluntarias 48. Ya éramos 215

Año 2012 otro año de cambio sustancial. Banca Cívica se incorpora a CaixaBank. La Fundación Cajasol se convierte en accionista de este Banco y su actividad es independiente de él.

Empezamos con un nuevo proyecto que fue el apoyo administrativo para las entidades sociales: preparación de Bases de Datos para la gestión de usuarios y socios.

Empezamos a realizar actividades en las que participábamos gran número de voluntarios como fue las Cajas de Alimentos para la campaña de Navidad.

Muchos de los voluntarios y voluntarias de Cajasol empezaron a ocupar puestos de responsabilidad en la gestión u organización de las entidades sociales. Otros en cambio participaban como  voluntarios prestando un servicio directo a los usuarios o beneficiarios de las entidades sociales. Las visitas a los proyectos de colaboración dejaron de hacerse.

El factor de éxito primordial son los propios voluntarios. Ellos son los que, con su motivación y dedicación, mantienen vivo el Programa de Voluntariado de Cajasol. Y son, con su ejemplo y actitud los que difunden los beneficios del voluntariado. Atrayendo a otros compañeros y compañeras  al voluntariado.  Son ellos los que han provocado  que se tenga que  abrir el Programa a sus familiares.

El número de voluntarios iba en aumento favorecido por las prontas prejubilaciones de los empleados de la antigua Cajasol. Primero en Banca Cívica y ahora en CaixaBank.

Nuevos voluntarios y voluntarias 38. Ya éramos 253

En 2013 se produjo un momento de incertidumbre del Programa de Voluntariado, no por parte de los voluntarios y voluntarias (que no paraban). Fue debido a una indefinición sobre el futuro inmediato, pues CaixaBank también tenía su programa de Voluntariado Corporativo, muy potente. En el resto de Entidades que formaron Banca Cívica, los miembros de sus voluntariados se incorporaron al de CaixaBank. El de Cajasol estaba fuera de la Entidad Financiera, estaba en la Fundación . 

Participamos en una actividad con Voluntariado de La Caixa.- En abril, un grupo de voluntarios de la Fundación Cajasol vestimos el polo azul de La Caixa.

Una muestra de que no paraban es que la cantidad de actividades que se llevaron a cabo. A destacar que el Programa de Voluntariado retomó el Proyecto de Microcrédito que había finalizado en 2011. Los voluntarios que participaron anteriormente, ya no se dedicaban a realizar un acompañamiento de usuarios/as, asumieron nuevas tareas de más responsabilidad, como la de participar en la concesión de los micros.

Surgió también un nuevo proyecto “Respirando Sevilla” debido al éxito que tuvo esta actividad dentro del “Día Solidario de la Empresa”. Un respiro para usuarios y usuarias de entidades sociales a través de un paseo guiado por nuestro voluntario por el Barrio de Santa Cruz.

Y otro más “nuestra agua, nuestro futuro”, taller medioambiental dónde se explica a los escolares la importancia del agua, su conservación y buen uso para la vida.

“Cocinando tu Futuro” cogió vuelo. No solo con los talleres impartidos, sino con otras actividades y el lanzamiento del libro de recetas “Los lunes lentejas”.

Y transmitimos vuestras experiencias en la puesta en marcha del economato de La Punta del Moral en Málaga. Con traslado incluido de nuestros voluntarios allí.

Desde el mes de marzo de 2013, el voluntariado corporativo de la Fundación Cajasol estrenó una nueva web www.voluntariadocajasol.org

 Como se ve la incertidumbre produjo un efecto de aceleración.

Nuevos voluntarios y voluntarias 24. Ya éramos 277

TERCERA ETAPA

En 2014, aclarada la situación: el Programa continuaba en la Fundación Cajasol,  con más fuerza si cabe y con el respaldo total de la Fundación Cajasol.

Tanto el número de voluntarios y voluntarias se incrementó (este año tuvimos 4 cursos). 

Hubo un cambio significativo en la admisión de aspirantes, cualquier persona con inquietudes sociales era admitida. La mayoría venían por indicación de vosotros, incluso había que tenían experiencia de voluntariado pero no habían recibido un curso básico de formación. Ya no teníamos que vender una empresa ahora teníamos que colaborar en conseguir los fines sociales de la Fundación Cajasol.

También el número de actuaciones de nuestros proyectos propios se incrementó. Y todo gracias a vuestra intervención.

Nuevos voluntarios y voluntarias 52. Ya éramos 329

En el año 2015 

Se llegó al final del proyecto PC para TO2, pues nos quedamos sin existencias. Finalmente entregamos 530 equipos informáticos.

El resto de proyectos propios continuó creciendo:

  • Respirando Sevilla incrementó el número de itinerarios
  • Cocinado tu futuro dio más cursos y también daba el carnet de manipuladora de alimentos
  • Nuestra agua, nuestro futuro duplicó el número de talleres a los escolares.
  • En Educación Financiera llegábamos a más gente porque nos involucramos con otros proyectos de la Fundación.

Nuevos voluntarios y voluntarias 63. Ya éramos 392

El Voluntariado en 2016, como lo concibe este Programa, se configura como una interesante estrategia para involucrar a todas las personas en mejorar el mundo de una de las formas más activas que puede darse. Se trata de aquel voluntariado en el que la acción de sus miembros realiza una contribución de alto valor a problemas sociales a través de la transmisión de sus experiencias profesionales, sus conocimientos o sus energías, canalizados por la Fundación hacia las entidades sociales. 

En la Fundación Cajasol se ha logrado configurar una "comunidad solidaria", personas que participan en torno a una filosofía de compromiso social bajo las siglas de Fundación Cajasol, cuya marca ya no es tanto la de una entidad solamente, sino la de una entidad que provee de oportunidades de participar en la sociedad y de crear un espacio social de referencia y significativo para sus voluntarios. 

Fundación Cajasol está utilizando desde primeros de octubre de 2016 una aplicación para la Gestión del Voluntariado: “Mis Voluntarios”.

VISIÓN 

Con la idea de que una ONG o asociación es igual que una empresa: un conjunto de elementos humanos y materiales; aunque la empresa busca una rentabilidad económica y una ONG o asociación, una rentabilidad social. Por ello se pueden aplicar las mismas técnicas de gestión y organización que se vienen utilizando en el mundo empresarial para el sector asociativo. 

MISIÓN 

Se pensó en los empleados de Cajasol, todos ellos con formación y experiencia, para que pudieran aplicar estas técnicas en las asociaciones. 

En febrero de 2007, con la ayuda y asesoramiento de la Plataforma del Voluntariado Social de Sevilla, se hizo la presentación del Programa de Voluntariado de la Caja en Sevilla y Huelva. 

La Fundación Cajasol entiende como necesario trasladar a las organizaciones sociales la importancia de ser gestionadas como empresas de manera que se beneficien de la experiencia y las técnicas de gestión con las que éstas han logrado sobrevivir en un mercado global y competitivo.

VALORES

Las personas que hacemos el voluntariado compartimos y asumimos la misión de las Cajas de Ahorro: devolver a la sociedad parte del beneficio obtenido. Así, los voluntarios y voluntarias de este programa  ponen su energía,  conocimientos y experiencia adquiridos en su trabajo al servicio de asociaciones y ONG que aspiran a conseguir un mundo mejor. Es la razón de ser del Voluntariado de la Fundación Cajasol.

Para 2017 queremos involucrarnos con entidades sociales para colaborar en mejorar y cubrir sus necesidades a través de nuestros proyectos propios.

 

Contacto

Agenda

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra politica de cookies.

  
ACEPTAR